28 oct. 2011

Tú y yo no somos distintos

Desnúdame lentamente, con cautela y ámame que quiero amanecer contigo.
Si Adán y Eva pecaron por tentación, tú y yo no somos distintos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario