14 mar. 2012

.

Por muchos problemas que tenga, por muy mal que me encuentre, siempre voy a estar orgullosa de ser quien soy. Que poco a poco me voy descubriendo a mi misma. Que ya no me importa tanto lo que piensen los demás. A mis 16 años he empezado a darme cuenta de todo lo que he perdido por decisiones equivocadas. Porque lo que en realidad determina nuestro destino son las elecciones, no la suerte. Por eso, a partir de ahora intentaré tomar la elección adecuada siempre que pueda. Aunque me voy a seguir equivocando, porque no soy perfecta, en realidad nadie lo es. Pero de esas decisiones erróneas que he tomado y tomaré en un futuro, seguro que aprenderé y los iré corrigiendo para mejorar quien soy. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario